¿Qué preguntas se le hacen mediante una entrevista de trabajo a una persona importante?

Si quieres saber ¿Qué preguntas se le hacen mediante una entrevista de trabajo a una persona importante? Te diremos que importante o no, las preguntas deben ser las mismas, la única excepción sería preguntar por ejemplo, que lo ha motivado a buscar trabajo en nuestra empresa, siendo él o ella una persona tan importante.

Pongamos por ejemplo, en que podría motivar al Príncipe Harry por ejemplo buscar trabajo en una empresa, teniendo él todo el dinero del mundo sin necesidad de trabajar.

Realmente se debe sentir muy orgullosa una empresa a la cual le llegue un personaje de este calibre a solicitar un trabajo, pero no creemos que estas cosas ocurran en la vida real, ya que los personajes de esta envergadura, al igual que cualquier otro famoso, se supone que deben ser empresarios, y no se justifica  que ningún empresario, quien ya de por sí tiene sus propias responsabilidades como tal, vaya a buscar un empleo para desempeñarse en un cargo a devengar un salario muy por debajo de los dividendos que le producen su propia empresa.

A no ser que lo esté haciendo como para dar una lección de humildad a la humanidad, o por asumir una especie de reto, esto no tendría realmente ningún sentido. Es de esperarse que una persona muy importante que desee trabajar en una empresa, no querrá tener privilegios sobre los demás compañeros de trabajo, porque esto despertaría suspicacias y confrontaciones en el ambiente laboral.

Si tengo que entrevistar a un famoso tendría que asumir una actitud equilibrada

Claro, si tengo que entrevistar a un famoso tendría que asumir una actitud equilibrada, no debería dejarme llevar por el entusiasmo y tratar de comportarme con esa persona, de la misma manera que lo haría con cualquiera.

Entendemos que debe ser una situación muy incómoda para el entrevistador y muy divertida para el famoso, quien no tendrá ni una pizca de nervios. En realidad debemos pensar, que en un caso como este, la persona se estaría divirtiendo con los nervios del Gerente de Recursos Humanos, quien no sabría cómo enfrentarlo.

Pero lo recomendable en un caso como este tan insólito, es que el entrevistador debe revestirse de paciencia y tratar de ser bien ecuánime y hacer las mismas preguntas de rigor que se le hacen al pobre aspirante que tiene los nervios acelerados y un poco de promesas hechas a todos los santos para ganarse esta oportunidad, pues después de todo los seres humanos son idénticos en cuanto a importancia se refiere ante los ojos de Dios ¿o no?.

Entre las preguntas que se debería hacer a una persona como esta, que no se estará comiéndose las uñas con los nervios, sería cuanto dinero aspira el ganar por prestar sus servicios en esta empresa, si se eleva por encima del denominador común, yo le preguntaría porque cree él que se le deba pagar más que a los demás, en caso de que diga que porque él es una persona famosa, yo le daría un cero, y le diría que mi empresa no es para famosos.

También debemos evaluar situaciones excepcionales en una entrevista de trabajo a un famoso

Esto es correcto, también debemos evaluar situaciones excepcionales en una entrevista de trabajo a un famoso, si la fama de esta persona importante, viene por el lado de la farándula, porque resulta que es un famoso de la pantalla grande o chica, y está buscando trabajo en una empresa de cine, y quien lo entrevista, es nada más y nada menos que un productor, entonces la cosa sí tendría sentido, porque todos los demás participantes deben estar a su misma altura, y cada quien vende su figura al precio que lo considere conveniente o justo.

Ya sería cuestión del productor o la persona o personas que tienen a su cargo buscar a un personaje determinado, si consideran pagar la suma exigida por este famoso, o prefieren buscar a otro candidato.

Pero también pudiéramos colocarnos en un hospital privado cuyo dueño tenga a un director a quien quiera sustituir, y este quiera darle el cargo a otra persona quien se tenga que entrevistar con un Gerente de Recursos Humanos, y se le presente el hijo del médico dueño de la clínica a optar por el cargo.

Situación por demás difícil y embarazosa, como decirle que no al hijo del dueño de la empresa, si este no cumple con los requisitos fundamentales para ser contratado. Yo en su lugar, simplemente le diría que en otra oportunidad, si se prepara mejor, podría ser, pero que por ahora realmente no cumple con las exigencias mínimas de la empresa. Después de todo yo no sé si el dueño de la empresa me está probando a  mí para saber cuan honesto soy en mi trabajo.