Los mejores consejos para hacer una buena entrevista de trabajo

Para nadie es un secreto que los momentos que preceden a una entrevista de trabajo son bastante expectantes y según el caso se pudiera decir que de alguna manera hasta angustiantes. Si la persona que va a ser entrevistada está atravesando una situación económica crítica la tensión se hace aún mayor. Por tal motivo, en el siguiente post les diremos cuáles son los mejores consejos para hacer una buena entrevista de trabajo.

Cuando las personas están muy nerviosas porque han puesto todas sus esperanzas en esas entrevistas de trabajo, es probable que las cosas no les salgan muy bien porque los nervios son muy traicioneros y las personas cuando están ansiosas pueden cometer errores.

Entre los mejores consejos para hacer una buena entrevista de trabajo que te vamos a dar, te diremos que ese día te tomes un té de cayena o de pasiflora, estas son plantas que cedan un poco y aplacan los nervios, mas no se debe abusar porque puede adormecerte un poco y entonces más bien pudiera resultar contraproducente.

Si no, te tomas una copa de ginebra, todos sabemos que el licor es bueno para desinhibir un poco y como la ginebra o el vodka no dejan aliento etílico, esto pudiera funcionar, más te decimos lo mismo que con el té de pasiflora, nada de abusos, porque entonces se revierten las cosas.

Si tienes fe en Dios, encomiéndate a él, nunca nos falla y además el poder de la mente es muy grande, si te sientes apoyado y protegido por algún santo o por una virgen no dudes en encomendarte con toda tu fe, así no te sentirás solo.

Pero ayúdate que yo te ayudaré dice el dicho, no por el hecho de estar encomendado a quien sea, vas a dejar de tomar todas las medidas necesarias para salir de esa entrevista con éxito. Prepárate en otros aspectos también.

Por internet te puedes informar sobre algunas entrevistas de trabajo

Sí, por internet te puedes informar sobre algunas entrevistas realizadas a algunas personas por parte de diferentes empresas, apréndete cuales son las preguntas más comunes que los entrevistadores acostumbran a hacer a sus aspirantes, y ensaya las respuestas tanto de forma oral como si las preguntas te las hacen por escrito.

No sabes con que te vas a encontrar una vez que estés a solas con ese tío. Puede que se le ocurra hacerte esas preguntas las cuales las llaman “las preguntas asesinas”.

Estas preguntas asesinas, son aquellas que van destinadas a desnudarte completamente dejándote de una buena vez fuera de combate, una de ellas pudiera ser en cuanto a tu religión, si dices que eres ateo y te está entrevistando un puritano, triste por ti, estos no admiten a alguien que no crea en Dios, pero ni a metros de distancia. Así que si te sueltan esa perla solo diles, “no me educaron con esos principios, pero si me inculcaron la moral y la honradez, me considero una persona cabal y cumplidora de las leyes”.

Otra podría ir enfocada hacia tus preferencias sexuales, si el susodicho es gay y le muestras fobia hacia ese gremio, tejo, y si es al revés que el gay seas tú y el tipo es homofóbico, ni sueñes que te van a dar esa oportunidad. Otra de estas pudiera ser con referencia a la política, de esto ni hablar, ni capitalista ni socialista ni nada que tenga que ver con amor u odio hacia La Corona, nada de esto. Tú diles que esa palabra “política” no aparece en tu diccionario, y que tú si no trabajas, no comes.

Otros consejos prácticos para salir bien en una entrevista de trabajo

Te daremos otros consejos prácticos para salir bien en una entrevista de trabajo, y uno de los más importantes, aparte de tener un alto índice académico, y de tener bien desarrollado el sentido de la responsabilidad, es la puntualidad, esta sí que es una de las normas que debes tener muy presente en esta entrevista y en todos los días de tu vida,   las personas son impuntuales, ellos mismos se descalifican en un santiamén.

El día que vayas a la entrevista o entrevistas de trabajo, porque algunas veces son varias rondas, entonces para prever cualquier inconveniente en el camino, de tránsito, lluvia o lo que sea, vete calculando si es posible una hora antes, te plantas por allí en algún café cercano o si tienes coche propio hasta acompañar con algún familiar quien por supuesto te esperará allí, y mientras puedes ir ensayando los últimos toques sobre las posibles respuestas que tengas que dar. Cuida bien tu aliento, y revisa tu peinado, no te eches perfume a última hora que eso se nota.